Paseos

Un paseo por Sant Josep de Sa Talaia

By 10 noviembre, 2013 No Comments

Hoy nos hemos levantado con ganas de dar un paseo. Desde nuestro blog os sugerimos un interesante recorrido para conocer los rincones más especiales de este municipio ibicenco que seguro os va a encantar.

Empezaremos el recorrido desde el mítico pueblo de Sant Josep de sa Talaia. ¿Por qué no cogemos fuerzas con un buen desayuno? En el centro de Sant Josep encontraremos diferentes bares, desde los más auténticos a los más modernos, donde podremos disfrutar de la tranquilidad y la belleza del lugar. Sin movernos del centro del pueblo, podemos visitar la iglesia, una joya arquitectónica con aires de fortaleza. Pintada del característico blanco de la casa ibicenca, cuenta con un porche rectangular de tres arcos, con una nave principal con bóveda de medio punto y capillas laterales.

Después de esta visita cultural, nos dirigimos a la Playa de Las Salinas (Ses Salines). La carretera que conduce hasta la playa nos avanza la belleza del lugar que estamos a punto de descubrir. Las Salinas fue declarada en 1995 Reserva Natural Marítimo-Terrestre y desde el 2001 cuenta con la denominación de Parque Natural, compuesto por casi todo el vértice sur de Ibiza, el norte de Formentera y de los islotes que se encuentran a medio camino entre las dos islas.

Cuando llegamos al final de la carretera, podemos disfrutar de las espectaculares vistas de Las Salinas, una playa característica por su arena blanca y sus aguas cristalinas. Pasear a lo largo de la playa es un placer para los sentidos. Además, es una playa ideal para disfrutar en familia, ya que el agua apenas nos cubre.

Y si lo que nos gusta es tomar un refresco o un helado no tan cerca de la orilla, podemos hacerlo en cualquiera de los diferentes “chiringuitos”, dónde también podremos degustar, por ejemplo, una buena paella. Ses Salines es una playa de contrastes, de ambiente. Muy Ibiza.

Pero si lo que preferimos es cambiar de lugar para ir a comer, podemos hacerlo en alguna de las playas del oeste de Ibiza, como Cala Bassa o Cala Conta (Platges de Comte), dos paraísos de agua cristalina que os van a enamorar. En cualquiera de las dos playas podemos encontrar diferentes propuestas donde degustar platos típicos de la cocina ibicenca y de la cocina de mar, como palleas, fideuàs, calderetas, pescados y maricos… Además, la puesta de sol des de Cala Conta es una actividad obligada para quienes visitan nuestra isla. No deja indiferente.

Para terminar la jornada, os proponemos visitar Sant Agustí, uno de los pueblos más auténticos de Ibiza. Parece que el tiempo no pasa en este lugar lleno de encanto. Hay diferentes bares y restaurantes donde disfrutar de la gastronomía de la isla con propuestas para todos los bolsillos y gustos.

Esperamos que os haya gustado nuestra ruta por el municipio de Sant Josep de sa Talaia y ¡hasta pronto!

Deja una respuesta