PARQUE NATURAL DE SES SALINES D’EIVISSA

Ruta ses Portes

Esta ruta nos permite bordear todo el perímetro de la fachada marítima de las salinas de Ibiza, recorriendo sus dos grandes arenales.

La cosmopolita y archifamosa playa de Ses Salines y la playa de Es Cavallet. La ruta se puede empezar por cualquiera de los dos extremos y ofrece recorridos alternativos que discurren por zonas boscosas y por los márgenes de los estanques salineros orientados a levante. El recorrido no exige grandes esfuerzos, tan  solo se debe tener la precaución de portar agua y de ir tocados con una gorra o sombrero que nos proteja del sol, en especial durante la época estival.

En nuestro caso iniciaremos la ruta por la zona de Sa Canal, el poblado de pequeñas casas y almacenes que se erigió al calor de la fase industrial de la explotación salinera, a caballo entre los  XIX y XX. El lugar tiene el encanto especial de la vieja arquitectura clásica, con techados a dos aguas, fachadas encaladas y porches con balaustradas, que cobijan puertas y ventanas pintadas de color verde esmeralda. Frente al poblado, adentrándose en el mar, se halla el muelle salinero, que incorpora toda la maquinaria precisa para realizar el embarque de la sal en los buques que amarran a sus lados.

Imágenes de la ruta

Ver galería de imagenes

Hacia el lado de poniente, a pocos metros, observaremos una caleta con casetas de pescadores y vestigios de lo que fue la actividad salinera en el pasado. Por ejemplo, lo que queda de una vieja barcaza, aún varada sobre piedra y, más allá, otra rampa más amplia desde la que se pueden contemplar unos rieles que se sumergen en el mar. Eran las antiguas atarazanas donde la empresa salinera reparaba y acondicionaba sus barcazas, el transporte usado para la sal antes de la mecanización de todo el proceso. El antiguo cargador de sal, el poblado de Sa Canal y el muelle salinero son el núcleo industrial de la zona que se complementa con otras edificaciones a modo de silos, edificios administrativos y grandes naves. Alguna de ellas, por cierto, reconvertida en imponente sala de exposiciones, como es el caso de la conocida como ´La Nave´. Junto a ella discurría la antigua vía del tren salinero que portaba la preciada mercancía desde los estanques.

 

Siguiendo camino podemos hacer un pequeño desvío a la izquierda para descubrir el Pou des Carbó, cuya primera datación es de 1765 y que proveía de agua las calderas del ferrocarril. De regreso a la ruta, llegaremos a la popular playa de Ses Salines, un precioso arenal cuyo último tramo se convierte en pequeñas y recoletas calitas talladas en el marés por el efecto del viento y la actividad humana. Los cortes más rectilíneos corresponden a la época en la que se usó como cantera destinada a suministrar piedra para la construcción de las murallas de Ibiza. Si hacemos la ruta en verano es más aconsejable disfrutar de la sombra del sendero que discurre por el interior del bosque que se abre tras las dunas de la playa. Los caminos convergerán y nos llevarán a descubrir puntos de interés como el Pouet de Sa Trinxa (un pozo de marés habilitado para suministrar agua dulce a los jornaleros).

En este punto, si lo deseamos, podemos atajar y dirigirnos hacia el norte, hacia los estanques salineros que se abren tras un extenso sabinar y que nos conducen hasta la Punta de Es Cavallet, final de nuestro recorrido. Si, por otro lado, optamos por seguir camino por la fachada marítima de la playa de Ses Salines acabaremos llegando a la torre vigía de Ses Portes, un enclave de importancia crítica que se erigió en el S. XVII para controlar el paso de embarcaciones en el canal marítimo entre Ibiza y Formentera. Desde allí la costa hace un giro de casi 180º y se perfila hacia el norte. En este lado se abre la playa de Es Cavallet, con un magnífico y blanco arenal dispuesto a levante, en cuyos fondos se pueden observar extensas praderas de posidonia. Esta planta submarina, posiblemente uno de los organismos vivos más longevos del planeta, es la responsable de la transparencia de las aguas por su elevadísimo poder de filtración y oxigenación.

El recorrido acaba en la punta de Es Cavallet, en lo que se conoce como muelle de levante, que fue otro muelle de carga de la sal. Ya de vuelta a la carretera que bordea los estanques, encontraremos un pequeño núcleo de casas salineras y una pequeña capilla, la Capella de la Revista, erigida en el S. XVIII para dar servicio religioso a los trabajadores de la zona.

¿Qué podrás ver durante la ruta?

LUGARES DE INTERÉS

Pou des Carbó

LUGARES DE INTERÉS

La Posidonia Oceánica

LUGARES DE INTERÉS

Fundación La Nave Salinas

LUGARES DE INTERÉS

Pou de Sa Trinxa

LUGARES DE INTERÉS

Punta de la torre de Ses Portes

LUGARES DE INTERÉS

Muelle de Sa Canal

LUGARES DE INTERÉS

Torre de Ses Portes

LUGARES DE INTERÉS

Sa Revista

LUGARES DE INTERÉS

Ses Salines

LUGARES DE INTERÉS

Es Cavallet

LUGARES DE INTERÉS

Sa Canal

LUGARES DE INTERÉS

Antiguo cargador de sal

LUGARES DE INTERÉS

Punta des Cavallet (Muelle de Llevant)