Fundación La Nave Salinas

Patrimonio y cultura

Si circulamos por la carretera que se adentra en el Parque Natural de Ses Salines y seguimos las indicaciones que marcan Sa Canal, llegaremos hasta el poblado que se construyó para albergar a los trabajadores de la explotación salinera. La carretera muere allí, rodeada de estructuras industriales, edificios administrativos de grandes muros, muelles, pequeñas viviendas de aire colonial, maquinaria y almacenes.

El conjunto tiene un gran encanto arquitectónico y una atmósfera muy sugerente que nos transporta a épocas pasadas. Junto a la carretera aún se vislumbra el margen por el que se extendían las vías del tren que transportaba la sal hasta el dique de embarque, zona que se conocía como es carregador de sal. En ese punto, el primer edificio que veremos a nuestra izquierda, con las transparentes aguas de la playa como telón de fondo, es una gran nave de recios muros y techo a dos aguas que sirvió como almacén de la empresa salinera. Construída en 1941 su función era contener la sal que se transportaba desde los estanques, como paso previo a su embarque en el muelle colindante.

Sin embargo, desde 2015 es uno de los espacios culturales más notables de la isla. Lío Malca, un reconocido coleccionista de arte, decidió transformarlo en una galería destinada a albergar exposiciones de arte contemporáneo de reputados artistas nacionales e internacionales. En su interior el público ha podido disfrutar de las obras de Kaws (en 2015), Marco Brambilla (en 2016),  Keith Haring (en 2017), Bill Viola (en 2018), Kenny Scharf (en 2019) y Rafa Macarrón (en 2021). Todas ellas con acceso gratuito y con amplios horarios de visita. Junto a uno de las playas más famosas del mundo, la fundación que gestiona Lío Malca tiene en La Nave un espacio único de divulgación de arte contemporáneo de primer nivel.

Más Patrimonio y cultura en Sant Josep

Patrimonio y cultura

Iglesia de Sant Josep

Patrimonio y cultura

Plaza salinera de la Xanga

Patrimonio y cultura

Pou Roig