Se conservan pocos pozos de agua aptos para el consumo humano y animal, de los perforados en la tierra por árabes, romanos y por los diferentes pobladores que pasaron en épocas anteriores por la isla; este en concreto (situado en la vénda de Cas Costes en la parroquia de Sant Jordi de ses Salines) es uno de los que se conservan en relativo buen estado.

El sarcófago del pozo (se cree que es de procedencia romana) se encontró en Cas Serres de Baix y se llevó posteriormente hasta aquí. También dispone de un abrevadero para dar de beber a los animales.

 

 

Mapa de situación
Más en Sant Jordi

Sant Jordi de Ses Salines

Iglesia de Sant Jordi