Es Bol Nou – Es Codolar

Siempre es reconfortante saber que Ibiza guarda mil y un caminos donde perderse para contemplar el mar y dar largos paseos acompañado de un paisaje de excepción. En Sant Josep, en especial, encontramos muchos de estos rincones que invitan a desconectar como es el caso de sa Caleta, una parte de la costa que además de ser ideal para dar un paseo, también es un rincón único para adentrarte en la historia de Ibiza y Formentera.

En la zona de Sa Caleta se hallan los restos de lo que fue el primer asentamiento fenicio en la isla, los primeros afortunados que contemplaron las fabulosas vistas que se ven desde estos acantilados y que ahora pueden ser uno de los paseos más bellos de Ibiza para llevártelo al recuerdo, sólo debes dejarte enamorar por la costa de poniente de Sant Josep.

Mapa de la ruta

Dificultad: Baja
Distancia: 1.87 km.
Tiempo estimado: 1’5 hrs (Ida).
Recomendaciones: Llevar calzado deportivo, ropa deportiva y agua.

IMG_2545
IMG_2526
IMG_2564
P1030114
IMG_2569

[su_divider top=»no» divider_color=»#ffffff» link_color=»#ffffff» margin=»5″]

Playa de Es Bol Nou

Aunque se conozca como Sa Caleta, la verdadera playa frecuentada por los visitantes es Es Bol Nou, una zona de arena ubicada bajo acantilados de tierra roja y al frente se observa el camino que conduce hasta punta des Jondal, cabo que separa esta zona de la siguiente playa situada más al norte, Cala Jondal. Es impresionante el contraste de colores que podrás observar aquí, con aguas turquesas poco profundas y el rojo de la arcilla que se fusiona con la arena clara. Este es un lugar idóneo para hacer un alto a disfrutar de un baño en sus aguas tranquilas y también para comenzar un breve paseo por esta zona de la isla.

IMG_2562
sacaleta_IMG_0814
IMG_2555
Poblado-fenicio-sa-Caleta-1-CE-XD
P1030118
Poblado-fenicio-Sa-Caleta-2-FU-VM

[su_divider top=»no» divider_color=»#ffffff» link_color=»#ffffff» margin=»5″]

Poblado Fenicio de Sa Caleta

Subiendo el sendero que conduce a los acantilados que resguardan es Bol Nou, hallamos el asentamiento fenicio de Sa Caleta que fue construído en VIII a.C. y es clave para comprender los orígenes de la isla. En la actualidad el recinto se encuentra protegido por una valla para evitar que los restos recuperados se pierdan, pero en breves contaremos con el Centro de Interpretación de Sa Caleta, actualmente en proceso de construcción, para así, sea posible entender la historia que se esconde tras estas ruinas. Dar un paseo por esta pequeña península te dará una idea de cómo vivía esta civilización que en el 600 a.C. abandonó la zona, sin, al parecer, ninguna lucha. Aquí también hay restos de antiguos bunkers que fueron construidos en 1940 con el objetivo de proteger a la isla de los posibles ataques aéreos de los aliados durante la Segunda Guerra Mundial aunque nunca llegó a ser necesario y se abandonó por completo en los años 60’.

IMG_0776
IMG_0785
IMG_0778
IMG_0766

[su_divider top=»no» divider_color=»#ffffff» link_color=»#ffffff» margin=»5″]

Puerto Natural Sa Caleta

Si abandonamos el asentamiento por el lado sur, descubrimos que es Bol Nou no es la única zona de baño, pues lo que realmente es conocido como Sa Caleta es el pequeño puerto natural escondido tras la pequeña península sobre el que se ubica el asentamiento. Es también un lugar perfecto para darse un baño e incluso practicar snorkel, ya que el fondo rocoso está lleno de detalles interesantes para observar tras tus gafas de buceo. Se trata de una bahía perfecta para resguardarse de temporales y en la actualidad encontramos muchas casetas de pescador que enaltecen esa belleza marinera de la costa ibicenca. Esta cala fue el primer puerto donde desembarcaron los fenicios siglos atrás y constituyó el barrio portuario del asentamiento, del cual no quedan restos debido a que las generaciones venideras le siguieron dando uso como puerto pesquero hasta nuestros tiempos.

IMG_2578
IMG_2582
escodolar_IMG_1106
escodolar_IMG_1117

[su_divider top=»no» divider_color=»#ffffff» link_color=»#ffffff» margin=»5″]

Playa de Es Codolar

Si continuamos bordeando la costa, habrá un momento que toparemos con la carretera principal pero mantente pegado al mar para seguir saboreando la belleza de los acantilados costeros, llenos de rincones especiales donde sentarse a disfrutar de la naturaleza. Seguimos la orilla en dirección Es Codolar, una inmensa playa de piedras donde impera la tranquilidad alejada del turismo. Por el camino, encontrarás más de una caseta de pescadores, un paisaje perfecto para familiarizarse con la tradición marinera de Ibiza y también para tomar el sol apartado de las playas más frecuentadas. Otro detalle para recrearse en la zona es sa Cova de Ses Dones, otro pequeño rincón de la costa ideal para los bañistas que buscan intimidad y naturaleza.
Una vez llegues hasta es Codolar, habrás terminado este interesante paseo y si tienes la suerte de hacerlo a última hora de la tarde, a finales de verano te espera una puesta de sol inolvidable, la mejor estampa para finalizar esta pequeña excursión que te mostrará parte de la magia del municipio de Sant Josep