El pueblo de Sant Francesc cuenta con una parroquia de gran belleza, situada junto a los estanques de Ses Salines, que ya se usaban en tiempos de los fenicios y aún hoy permanecen activos. Esta pequeña iglesia, casi ermita, fue construida para ofrecer servicios religiosos a los trabajadores de la sal, sin que estos tuviesen que recorrer largos trechos.

Este pueblo también cuenta con otra pequeña iglesia, la dedicada a Sant Carles, en el lugar conocido como la Revista. También cuenta con dos torres de defensa costeras, la Sal Rossa y la de ses Portes, puestos de vigilancia desde klos que se protegía a los habitantes de Sant Josep del ataque de los piratas. Entre los lugares de interés del municipio destaca el pintoresco puerto salinero de sa Canal y el yacimiento arqueológico de sa Caleta, lugar donde probablemente hubo la primera ciudad fenícia de las Pitiüses (fundada en el siglo VII a.C.), hoy catalogado dentro de los bienes de Eivissa que la UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad el año 1999.

Desde los alrededores pueden emprenderse caminatas junto a estanques y alcanzar las playas de Es Cavallet y ses Salines, o el Cap des Falcó, donde se divisan una puestas de sol espectaculares.

 

Mapa de situación
Más en Ses Salines

Ses Salines

Torre de Ses Portes

Es Cavallet