La historia de esta iglesia se inicia el año 1726 cuando los pobladores des vedrans y de Benimussa dirigieron una petición al arzobispo de Tarragona, Manuel de Samaniego, para que los autorizara a construir un templo en la colina de Vedella. Otorgado el visto bueno a la iniciativa, las obras empezaran el año siguiente y se interrumpieron después, hasta que en 1730 el maestro Pere Ferro se hizo cargo del proyecto. Las obras se desarrollaron hasta el 23 de junio de 1731, día en qué se procedió a poner la última piedra del edificio. Cuatro años después, en 1735, se instaló el retablo dedicado a Sant Josep que fue encargado al maestro mallorquín Pere Bosch. El mencionado retablo fue incendiado el año 1936 y se salvó únicamente la talla barroca del santo.

Posteriormente, el año 1958, se repuso con una réplica exacta que fue sufragada como dice en su leyenda “con las limosnas de los fieles”.

El templo se compone de una única nave principal de planta rectangular en la cual destaca la capilla Fonda o capilla del Roser, que se encuentra en primer lugar por el lado de ponente. Todavía se conservan en su interior ciertas obras artísticas de interés, como es el caso del púlpito de madera decorado por José Sánchez Ocaña en 1763 con representaciones de los misterios. Se atribuyen al mismo artista las imágenes pintadas hacia el año 1761 de la Divina Pastora y de la Virgen en los dos óvalos que hay a la entrada de la capilla Fonda. La fachada de la iglesia cuenta con un porche rectangular de tres arcos en toda su anchura.

 

Mapa de situación
Más en Sant Josep

Sant Josep de Sa Talaia

Sa Talaia